El Ayuntamiento de Estepa pedirá un crédito de 1.800.000 euros para terminar de pagar obras en ejecución

El Ayuntamiento de Estepa pedirá a la entidad Cajasol un crédito a largo plazo de un millón ochocientos mil euros con el que terminar de pagar obras ya empezadas, según se aprobó en el pleno extraordinario celebrado el pasado 29 de julio con los ocho votos a favor de los concejales del equipo de gobierno PA-PP, ya que el PSOE votó en contra. Según explicó el alcalde, Miguel Fernández, en la sesión plenaria, se trataría de una operación de préstamo a largo plazo que finalmente se solicitará a Cajasol por ser la entidad de las tres consultadas (Unicaja y BBVA fueron las otras dos) que mejores condiciones ofrecía para su devolución, y el importe solicitado, 1.800.000 euros, se destinará a la terminación de actuaciones en ejecución como la Plaza de Abastos, el centro deportivo urbano y la piscina terapéutica, o la calle Vivero, entre otras.

Miguel Fernández señaló que el nuevo equipo de gobierno se ve obligado a pedir este préstamo porque “estamos intentando pagar obras que el gobierno anterior ha dejado sin terminar; no se pide este dinero para obras nuevas sino para obras que están empantanadas.”

El Partido Socialista, ahora en la oposición, mostró su rechazo por la solicitud de este crédito e indicó que han solicitado incluso un informe al respecto a la secretaría del Ayuntamiento y que, al no haber recibido aún ninguna respuesta, no descartan “tenerlo que pedir por la vía contencioso-administrativa”, dijo el portavoz socialista, Juan García Baena, que añadió que “lo que era un apunte contable pasa a ser un capricho del equipo de gobierno que le va a costar a los estepeños 600.000 euros.”

El ex alcalde socialista indicó que el Ayuntamiento podría acogerse a la línea ICO para obtener financiación, y que el Consistorio estepeño “es de los pocos de Sevilla que aún puede pedir créditos, pero pedir éste le restará posibilidades de solicitar otros en el futuro y se cerrarán posibilidades de inversión.” El portavoz socialista argumentó la negativa de su grupo en este punto basándose en que las obras para las que el alcalde andalucista señala que irá destinado este dinero ya están pagadas, pues fueron contempladas en los presupuestos de 2006, 2007, 2008 y 2009, y dijo no entender “porqué los estepeños tenemos que pagar seiscientos mil euros de un presupuesto pagado ya, pues lo lógico es que se pagaran las inversiones que se van a realizar este año y no las que ya están pagadas.”

En este sentido, Miguel Fernández Baena respondió al portavoz socialista que el centro deportivo urbano, que incluye la construcción de una piscina terapéutica junto al recinto ferial-, ha recibido una subvención de 300.000 euros por parte de la Junta de Andalucía, pero que el anterior equipo de gobierno no pagó nada a la empresa que lo estaba construyendo, Tecysu, por lo que ésta paralizó la obra. “Nosotros ya le hemos pagado cuarenta mil euros y le pagaremos sesenta mil euros más para que puedan finalizar la obra”, señaló.

Asimismo, el alcalde explicó que el teatro que se iba a construir en el barrio de La Coracha “ha recibido una subvención también y sin embargo el Ayuntamiento no puede acreditar su titularidad porque en ese sitio vive aún una familia, y ahora tenemos que ver qué hacemos con eso.” Sobre la plaza de abastos y la calle Vivero, el primer edil dijo que son obras que ya se tenían que haber terminado, y apostilló que “lo malo es lo extrapresupuestario, porque el cajón de las facturas del Ayuntamiento está lleno de facturas impagadas, como los 200.000 euros que se le deben a una empresa de construcción estepeña, los 40.000 euros que se le deben a Estepa de Comunicaciones o el dinero que se le debe al arquitecto de la obra de la iglesia de San Sebastián -finalizada en 2007-, al que aún no se le ha pagado el proyecto de obras.”

Llegados a este punto, el debate plenario se tornó aún más tenso de lo que ya estaba siendo, y al rosario de deudas municipales presentadas por el actual alcalde respondió el portavoz socialista, García Baena, aclarando que el teatro de La Coracha “tiene su sitio, su parcela, y no hay que desalojar a ninguna familia, lo que demuestra que usted no se ha leído el proyecto”, le dijo al alcalde, al que acusó de mentir “cuando dice que hay que comprar la vivienda para hacer el teatro.”

Sobre la plaza de abastos, el ex alcalde señaló que su plazo de finalización era el 30 de septiembre de 2011 y que se hubiera podido terminar con las 33 personas asignadas para ello “si ustedes no hubieran sacado a ese personal de ahí para ponerlo a hacer otras cosas. Ahora nos va a costar a los estepeños devolver 600.000 euros por una obra que no va a estar acabada porque ustedes no quieren.” Juan García Baena defendió también que la calle Vivero estaba financiada al cien por cien por el plan Proteja de la Junta de Andalucía pero que “quizás ustedes no tengan dinero en cuenta procedente del Proteja porque no han presentado bien los papeles”, y arremetió contra la secretaría municipal preguntándose en voz alta que “con lo que cobran la secretaria y la interventora, no entendemos cómo puede el Ayuntamiento equivocarse en algo así y pagar antes lo que no hay que pagar.”

En relación al centro deportivo urbano, el portavoz socialista se defendió diciendo que el dinero para su obra ya estaba presupuestado y que la empresa ha cobrado, pero que se descubrió que había arcillas expansivas en el terreno “y pinchar ese suelo cuesta 1.700.000 euros.” Añadió que “ese dinero lo han sacado ustedes” y advirtió al nuevo equipo de gobierno de la necesidad de terminar esa obra porque “hay un gran agujero junto a un depósito de 1.400 metros cúbicos de agua y con las próximas lluvias y las arcillas expansivas se puede producir un gran problema.” En este sentido, el alcalde andalucista le contestó que la anterior corporación no había pagado nada a la empresa constructora según le había comunicado ésta unos días antes del pleno, y añadió irónicamente que “no había mejor sitio en Estepa para hacer la piscina sino junto a un terraplén y a un depósito de agua, ¿también es eso culpa de la actual corporación?”

García Baena acusó también al actual alcalde de que “por querer ahorrarse tres personas en la plaza de abastos, ahora nos va a costar a los estepeños 900.000 euros más por su nula gestión”, y en cuanto a las deudas a empresas de construcción locales, indicó que a la empresa citada en cuestión se le habían pagado un millón doscientos mil euros, pero que ésta tenía un exceso en su precio venta público de un 80 por ciento. “Aún así, se le buscó una póliza de 800 euros al mes, y gracias a nosotros, pudo funcionar durante 2009 y 2010.” Por último, aclaró que la obra de la calle Vivero se paró “no por las elecciones municipales, sino porque hubo una tormenta que nos obligó a parar.”

Tras el turno de Juan García Baena intervino de nuevo el alcalde, que dirigiéndose al portavoz socialista le dijo que “si usted es dueño de tantas recetas, porque nos está dando una lección de gestión pública, ¿por qué no aplicó todo eso antes del 22 de mayo? Aquí no se están diciendo mentiras, todo es real. La empresa Tecysu abandonó la obra por falta de pago, y además, nosotros vamos a terminarla por 50.000 euros, mientras que el PSOE la iba a hacer por 1.700.000”.

En cuanto a la calle Vivero, Miguel Fernández pidió al PSOE que “arrime el hombro” y les acusó de acometer esa obra “con un proyecto totalmente insuficiente” e indicó que, de hecho, hubo empresas que dijeron que no hacían esa obra con ese proyecto. Y con respecto a la plaza de abastos, señaló que habían llegado al Ayuntamiento dos expedientes de reintegro por valor de 400.000 euros cada uno pero que la obra “lleva meses sin asignación presupuestaria.” Por ello, justificó la solicitud a Cajasol del préstamo indicado, “para salir del atolladero, porque tenemos problemas de tesorería graves y problemas de financiación”, y le pidió al grupo socialista que “Estepa esté por encima de sus intereses partidistas y apoyen este punto”, algo que, como ya hemos indicado, no se produjo.

Llegados a este punto, María Remedios Olmedo Borrego (PP), delegada de Promoción y Turismo, pidió la palabra y se dirigió al portavoz socialista para “pedirle respuestas para el personal de Estepa Turismo, que lleva sin cobrar desde enero, y no creo que sea culpa nuestra, que llevamos mes y medio en el gobierno”. Olmedo pidió también al ex alcalde socialista que le explicara “cómo dar respuesta también a subvenciones que se han gastado y no se han justificado y que probablemente habrá que devolver.”

García Baena respondió a la edil popular que “la culpa de que los trabajadores no hayan cobrado a día de hoy es suya, porque ya habrían cobrado si ustedes no hubieran suprimido en el pleno del 8 de julio la partida que asignaba una cantidad de dinero para pagar los sueldos de Estepa Turismo”, e incluso calificó de “espectáculo bochornoso” el que los turistas se estén dando de baja del hotel porque las habitaciones tienen sus aires acondicionados estropeados. “El Ayuntamiento de Estepa tiene más de 90 subvenciones diferentes asignadas, así que no diga que todas las subvenciones se deben.”

García Baena añadió que “nosotros le podemos echar una mano si nos dejan entrar en el Ayuntamiento”, y para el pago de los sueldos de Roya, aconsejó al nuevo equipo de gobierno que volviera a hacer una revisión de las partidas presupuestarias e incluyera una nueva para poder resolver el problema. Según García Baena, el Ayuntamiento de Estepa dispone de 8 ó 9 millones de euros en subvenciones y todas las partidas tienen presupuesto, e insistió en que se va a “pedir un préstamo para coger tesorería y nos va a costar 600.000 euros.”

El enfrentamiento entre el actual alcalde y el anterior finalizó con la intervención de Miguel Fernández Baena, que preguntó a García Baena si es que ellos “lo habían hecho todo a las mil maravillas y nosotros estamos equivocados”, y alabó la gestión de la sociedad Sodestepa, que calificó de “magnífica”, indicando que “ojalá la gestión del Ayuntamiento hubiera sido igual.”

 

 

 

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en El Ayuntamiento de Estepa pedirá un crédito de 1.800.000 euros para terminar de pagar obras en ejecución

Archivado bajo Política

Los comentarios están cerrados.